Óscar Díaz, ganador de la millonaria botella de ‘Pasapalabra’: “Quiero permitir la alegría de unos cuantos españoles, de que mi casa es mía y no del banco” | Televisión

Traspasar los 1.816.000 euros de la botella Contraseña, en el programa especial emitido este miércoles por la noche en Antena 3, Óscar Díaz se convirtió en la leyenda de las competiciones televisivas en España. Además de ser uno de los pocos en recoger un premio de tal magnitud en el Rosco, el madrileño sigue formando parte del grupo más selecto de personas que han sobrevivido durante 200 retransmisiones en Saber y ganar.

En el caso de Contraseña, cuando participó en las etapas previas de mi larga competición, superó lo que había tenido su rival durante 154 partidos, Moisés Laguardia. Pero, como explica Díaz a este periódico en la mañana de los juegos, tras conocerse su victoria, «el objetivo de levantar la botella no es tan superior al otro contendiente como puede serlo a los jueces que seleccionan las palabras». .

Por ejemplo, Fahrenkamp le dice que Dios es el premio de los millonarios. Se trata del nombre del arquitecto alemán más famoso del período bélico del siglo XX, llamado Emil. El comunicado que había escrito el programa daba como pista que diseñó la Villa Wenhold, en la ciudad de Bremen. “De entre todo lo que he estado preparando durante estos meses, aquí tenéis una lista de arquitectos del siglo XIX y XX. Son nombres que no sabes para tener conocimientos generales. Hay que poder responder preguntas muy especializadas para ganar un premio como este”, afirma el recién llegado magnífico Delaware Contraseñacomo le llamó en la otra competición en la que reinado, la de Jordi Hurtado en La 2.

En su caso, comenta, la preparación se combinó con una lección específica. “Me diste el nombre de Fahrenkamp para uno de sus edificios en Berlín, pero en la pregunta mencioné Bremen. Si yo también fuera Alemania, me gustaría unirme al barco de Ockham. [el principio filosófico que recuerda que, en igualdad de condiciones, la explicación más simple suele ser la más probable]. No podría haber sido un arquitecto alemán, pero él me ayudó y se aseguró. En muchas de las cuestiones no utilizamos este mismo método”, comenta esta enciclopedia humana.

El Rosco es tan diverso temáticamente que es imposible que un participante los domine todos y tenga que completarlo con sus propios conocimientos. Aquí empezó el “juego del gato y la rata” de los concursantes de toda la vida con las guías de programas de Atresmedia. “El nivel de exigencia de la competición es cada vez mayor. El equipo responsable de redactar las preguntas no sólo creó sugerencias que pertenecían a un nicho muy específico, sino que intentó imitar a sus partidarios electorales. En algunos casos los guionistas siempre disfrutan”, admite el madrileño de 52 años.

En caso de oposición, el tema es el cerrado, para gran parte del mar. Está en el Contraseña de hecho, como el tema es infinito, el texto es lo que quieres encontrar en el examen.

Por ejemplo, en un intento de completar el programa, si en una reunión el presentador Roberto Leal abordó el lugar de nacimiento de un presidente de Estados Unidos, al día siguiente Óscar Díaz ingresó en su base de datos la lista del resto de Estados Unidos. No incluye todo. Iba eliminando las ciudades cuyo nombre tiene más de una palabra (porque Rosco sólo admitía respuestas de una palabra), aquellas que usan W (que no se usa en la prueba final) o aquellas que usan de A a C (que en el conjunto de pruebas -up no suele responder a este tipo de preguntas), explica el participante, experto en detectar tendencias en la red principal de pruebas. Contraseña. “Al final no hay una lista de más de 20 o 25 respuestas”, afirma.

Su obsesión por conocer a aquellos mecenas que recaudaron el dinero la ha unido hasta el punto de resaltar cosas como la filmografía de las actrices que aparecieron en la serie original de Charlie’s Los Ángeles porque un día le pidieron una película de Cheryl Ladd, y 20 episodios antes, le preguntaron por una serie de Kate Jackson. Por ejemplo, las guías pasaron mucho tiempo alimentándose de cuestionamientos con las calificaciones profesionales de estas actrices, Díaz creó una lista con los títulos de una sola palabra de sus bandejas y las de sus colegas del departamento, Farrah Fawcett y Jaclyn Smith. “Solo lo hace por casualidad. La gran mayoría de las veces no hace falta nada más para integrar esta base de datos”, admite, sin olvidar el diccionario, la geografía y la historia.

Óscar Díaz y Moisés Laguardia, cuando el primero gana la botella de ‘Pasapalabra’.

El madrileño venció a Moisés Laguardia para completar las 25 preguntas de la prueba final de la competición. “Lo que lo hace más peligroso es el método y el orden que es. Es un gran alumno del programa, pero también es un aficionado como espectador. Entonces el resultado es mucho más fácil que otros preparándose para competir en esto”, comenta Díaz.

Histórico en los concursos españoles.

Aunque ya haya aparecido Saber y ganar e incluyéndolo AugeIncluso en las últimas horas de Antena 3, el participante explica que conoció todos los programas en los que participó. Y esto, incluso los responsables de casting de otros programas de preguntas se le invitaba a realizar las pruebas para competir entre sí, sólo si se presentaba a las pruebas de selección de aquellos que había elegido por su voluntad. Esto también fue Dígito y texto, cuando se expida en cadencias autónomas. Y, sopesando el resultado de que está teniendo espacio en su nueva vida en La 2, preferiría preguntarse «por corridas beneficiosas», dice, pidiendo perdón al toro similar. “Si me invitaras a un programa, pero como participante de larga duración no me viste”, admite.

Pecado, Contraseña, el programa de entretenimiento más visto de la televisión actual en España, es el más popular de todos los que han estado. El especial de estos arándanos, que comenzó de madrugada, en su horario habitual, reunió una media de 1,9 millones de espectadores en los medios y el 20,5% de la imagen televisiva, un resultado algo superior a lo habitual. Después de la sesión informativa nocturna, el hormiguero recibió a los duelistas, logrando su cifra más alta del tiempo con un 21,9%. compartir y casi 3 millones de espectadores de los medios. Y el programa especial en horas punta en el que Óscar Díaz leyó el discurso fue visto por 3.243.000 espectadores de medios y un 30,1%, lo que la sitúa como la segunda emisión no deportiva más vista del año.

con la botella de pasapalabra, Díaz quiere dedicarse a su pasión por coleccionar cómics originales. Y también te apetece hacer un viaje a Washington para recorrer todos los museos Smithsonian de la ciudad, y así alimentar esa base de datos que tienes en la cabeza. Tampoco tiene problema con el hecho de que gran parte del premio va a parar a Hacienda. Aunque su anterior paso por otros competidores le reportó 20.000 euros adicionales al año después de los demandados, el bruto premio de 1,8 millones de euros de esta semana cambiará algo. “El hecho de que el piso en el que está nuestra segunda esposa y que el año pasado sea completamente nuestro y no en el mostrador es una satisfacción, después de haber continuado la vida del comprador. Como está el patio es una gozada. Quiero permitir al señor que, lamentablemente, no tiene muchos españoles”, celebra.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *