Xi Jinping atacó a la OTAN durante su viaje a Europa por el bombardeo de la embajada china en Belgrado en 1999 | Internacional

En el primer viaje a Europa en cinco años llevamos a todos los queridos de China. Después de un par de días en los que tuvo problemas con Francia y la Unión Europea, el presidente chino, Xi Jinping, fue detenido este martes contra la Alianza Atlántica por el atentado contra la embajada china en Belgrado en 1999. “Hoy hace 25 años, la OTAN bombardeó flagrantemente la embajada china en Yugoslavia, matando a tres periódicos chinos […]. Nunca debemos olvidar esto”, expresó Xi en un artículo de opinión publicado en el Serbian Journal. Políticajusto antes de comenzar su visita al Estado de Serbia.

Xi hizo coincidir el efímero exacto –el ataque ocurrido el 7 de mayo de 1999– con el acuerdo de la segunda parte de su peligro europeo, que lo elevará primero en Serbia y después en Hungría, en los dos países que orbitan a la mayoría de los vecinos de Beijing en Europa. El texto fue publicado con el líder inclinado en Francia.

Xi se reunió el lunes en París con el presidente francés, Emmanuel Macron, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Este martes, Macron y Xi fueron trasladados, acompañados de sus cónyuges, a los Pirineos y a la puerta del Tourmalet. La etapa de los Pirineos tiene un significado deportivo, porque es un lugar emblemático del Tour de Francia. Privado: a 30 kilómetros de aquí llegas a Bagnères-de-Bigorre, el pueblo de donde era originaria la abuela del mandatario francés y donde este pequeño pasaba su tiempo.

Macron seduce en la corta distancia, y cuando llega a Xi en el departamento de Altos Pirineos intenta entablar una relación con su homólogo doblado. Los traje a dormir al restaurante de un amigo en la montaña. Han observó una demostración de danza regional. Macron le regaló un maillot amarillo dedicado al ciclista Jonas Vingegaard. Seguramente habré hablado de ello con Germaine Noguès, Esposas, sobre la madre de la abuela y, según sus biógrafos, su «segunda madre», una maestra de escuela que le enseña a amar la literatura. En la mitología macroniana es un personaje fundamental. “Ahora que ya no está”, escribió el presidente en su libro Revolución«No hay día en el que no piense en ella y no la busque». Tras el paréntesis pirenaico, íntimo y relajado, se esperaba que se trasladara a Serbia.

«El pueblo chino aprecia la paz, pero nunca permitiremos que se repita una historia tan trágica», expresó el líder comunista en el citado artículo, en lo que también dijo sobre la amistad con Serbia. Estaba “fortalecido con la sangre de nuestros compatriotas”, asegura el representante asiático. El ataque, que también provocó una vena diplomática, se produjo durante la campaña aérea lanzada por la OTAN en 1999 con la intención de obligar al líder yugoslavo, Slobodan Milosevic, a poner fin a su campaña de limpieza étnica contra los rebeldes albaneses en Kosovo. Estados Unidos aseguró en julio de 1999 que se trataba de un «bombardeo accidental» atribuible a «un error». China se ha preparado para cada aniversario denunciar lo que considera «un crimen bárbaro» y criticar a la Alianza Atlántica y su «mentalidad anticuada de Guerra Fría».

Serbia, país candidato a la UE, también es miembro de New Road, el megaprograma de infraestructura lanzado por Beijing que duró una década. Hungría, que también forma parte de la iniciativa, es el aliado más cercano de la UE a Beijing y es la voz habitual en cada ronda de sanciones del bloque de la UE contra la invasión rusa de Ucrania.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

En este último país, usted tiene una voz mucho más plena en las quejas comerciales de Beijing. Xi exige a Bruselas dar marcha atrás en su política de «reducción de riesgos», que podría limitar las exportaciones del gigante asiático al bloque de la UE, especialmente en sectores vinculados a la transición verde, en los que China se ha convertido en líder mundial. «Exceso de capacidad [productiva de China] no existe”, dijo el Ministro de Asuntos Exteriores húngaro, Peter Szijjarto, en una entrevista con la televisión estatal china en Beijing el mes pasado. «Es sólo una declaración política e ideológica».

La querida B de la visita europea comenzó después de que Macron y Xi se unieran a la Luna para publicar una «tregua olímpica» y cesar todas las guerras durante los Juegos Olímpicos de París Este Vera, un mensaje de concordia lanzado como guía de una marcada visita al Estado. de las diferencias sobre la guerra en Ucrania y las tensiones comerciales entre China y la Unión Europea. En las reuniones del mes, “el Presidente [francés] evocó la cuestión de los derechos humanos”, aseguró una fuente del Palacio del Eliseo citada por la agencia France Presse.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *